La infancia es la etapa específica para prevenir enfermedades, ya que es en esta edad cuando creamos los hábitos que perdurarán en el periodo adulto.

Existen muchos estudios que relacionan la obesidad infantil con problemas de salud en la etapa adulta, pero el problema va más allá de un problema estético, ya que una mala alimentación en esta etapa tan frágil de la vida puede condenarnos a muchas más enfermedades, como diabeteshipertensióninfartos prematurososteoporosispatologías autoinmunes y mucho más.

De hecho, este tipo de enfermedades van apareciendo cada vez en gente más joven y, en casos extremos incluso en niños, y la mala alimentación es el factor desencadenante en la mayoría de casos.

En clínica nutricional Kela ayudamos a los niños a que aprendan que alimentos deben ser su prioridad y cuales para momentos especiales, pero también tratamos otro tipo de problemas como obesidad mórbidadiabetesalergias e intolerancias, enfermedades psiquiátricas, patologías autoinmunes,… y cualquier problema que sea mejorable con la ciencia de la nutrición.

En Kela Nutrición somos expertos en obesidad infantil y en baby led weaning.

 

BABY LED WEANING

 

El baby led weaning ( BLW) es el inicio de la alimentación complementaria a los 6 meses en forma de alimentos enteros, en lugar de triturados, con el tamaño y forma adecuadas para que sea el propio bebé el que los coja con sus manos y se lo lleve a la boca en función de su apetito y preferencias.

 

Este tipo de alimentación está cogiendo fuerza en los últimos años, aunque muchas de nuestras madres y abuelas lo han hecho toda la vida ya que la alimentación infantil con potitos y triturados se inventó hacia los años 20 del siglo pasado. Hasta entonces no existía categoría alguna llamada «alimentación infantil». La población menor de 3 o 4 años, una vez destetada, comía comida. Nada especial, lo mismo que la población adulta con algunas adaptaciones lógicas que dictaba el sentido común: una textura adaptada y sobre todo, porciones o alimentos que no pudieran provocar atragantamientos.

 

          BENEFICIOS DEL BLW

  •   Hábitos de alimentación más saludables respetando las señales de su cuerpo como son el hambre y la saciedad.

 

  • Promoción de la lactancia materna puesto que los bebés seguirán enganchándose al pecho de su madre cuándo y cuánto quieran siguiendo la filosofía de respetar sus señales de hambre, sed y por supuesto saciedad. El BLW, no obstante, se puede realizar en niños no amamantados de igual modo; la leche de artificial no es excluyente en ningún caso.
  • Promueve y estimula el desarrollo psicomotor del niño favoreciendo la prensión manual al agarrar los trozos de comida, la realización de la pinza en torno a los 9 meses. Del mismo modo mejora la coordinación oculo-manual, la masticación.

 

  • Mejora la transición a alimentación sólida puesto que desde los 6-7 meses han empezado a trabajar la masticación con alimentos de distintos sabores y texturas.

 

          INCONVENIENTES DEL BLW

  • Existe riesgo que no se alcancen sus necesidades energéticas o que presenten desequilibrios nutricionales.
  • Riesgo de atragantamiento, para ello evitar: Verduras crudas: Zanahoria, apio, ensalada, Manzana cruda, Patatas de bolsa, galletas de arroz o de maíz, frutos secos o frutos desecados (pasas, arándanos), cerezas, uvas, cherry, maíz, guisantes, …

 

Para este tipo de alimentación es imprescindible que el bebé cumpla unos ciertos requisitos, como ser capaz de mantenerse sentado, tener algún diente, que tenga autonomía en sus manos y que haya desaparecido el reflejo de extrusión de su boca.

 

En clínica nutricional Kela te asesoramos sobre todas tus dudas y te ayudamos durante todo el proceso para que alimentar a tu hijo de forma saludable sea tu mayor regalo. 

 

Pincha aquí para ver nuestro curso personalizado sobre BLW